Encefalograma plano

descarga

Estoy tan poco inspirado, que me ha surgido la inspiración para hablar del porqué de mi falta de inspiración.

El calor. Me derrite la mente como un cubito de hielo y me limita a pensar, pues ya he gastado mi energía para pensar en clase, lo que me hace rabiar pues considero que es una pérdida de motivación para escribir. Las chorradas que tengo que escuchar diariamente darían para un libro que estaría dispuesto a crear. Pero yo no estoy hecho de chorradas. Aborrezco las gilipolleces. Y a quiénes las hacen. Morid hijos de puta.

El clímax social tampoco se desarrolla de una manera propicia a escribir. Todo lo que ocurre a mi alrededor es tan… mundano. Típico. Nada extraordinario pasa ahí donde me encuentre, lo que es una mierda, pues una persona que ama escribir necesita en su entorno acontecimientos únicos e irrepetibles. Me limito a la rutina y al descanso. Y a estudiar cuando se requiere. Esclavo, atado con cadenas a la mierda aburrida en la que vivo. Moriré de hambre de conocimientos, pues no he aprendido nada…

Las relaciones interpersonales no ayudan, definitivamente. Hay tanto que relatar y tanto que contar, que sería imposible hacerlo sin ofender a alguien. Estas, también han caído en la rutina, pues nos limitamos a observar como el tiempo pasa y nos vamos volviendo unos putos esqueletos humanos. Buscamos experiencias debajo de las piedras, pero solo encontramos tierra, bichos, podredumbre y miseria. Moriremos sin haber vivido.

Sinceramente, ¿Dónde están las tías cuando se las necesita? La mierda podrá llegarte hasta el cuello, pero si tienes a una periquita cerca puedes hacer que la mierda te llegue a la cintura. No es por necesidad, es por que la vida se hace bastante más llevadera. O eso es lo que nos creemos. Pero qúe cojones. ¿ Amor verdadero? Eso dejárselo a Miguel Hernández. De hoy en día eso ni existe, ni parece hacer falta. Todo es demasiado rápido. Un puto tren, y yo soy el pasajero que siempre llega tarde. Atropellame, Cupido.

La tecnología. Maldita mierda futurista. Hemos muerto para resucitar en internet. Estoy hasta la polla del móvil y de las redes sociales. Pero el aburrimiento me puede, y es inevitable caer. A veces, desearía coger el móvil e incinerarlo con un lanzallamas, pero se de buena fe que me arrepentiría al instante de hacerlo. Somos las putas de la tecnología. Nos follan la mente y no nos damos cuenta. Hay gente que está refollada de sobra y el encefalograma plano se ha hecho visible en su manera de ser. En un mundo en el que los presidentes tienen Twitter, nos podemos ir despidiendo. La 3ª Guerra Mundial está en camino, y ya han empezado por follarnos la mente. Nos fusilarán por no tener suficientes seguidores y moriremos sin haber hablado con ellos.

Además, no cuento con un lugar digno y silencioso para escribir y desarrollar la mierda que llevo por cerebro. Ni para leer. Me limito a escuchar a la gente de fondo hablando a solas con la televisión en los debates políticos. El retraso mental humano se hace visible en todas partes, ostias.

Y yo… ya no se qúe hacer. Voy a ir a ver si venden chutes de inspiración en la farmacia o algo. Esto no es normal. Un puto desastre. Volveré con algo mejor. No me lo tengáis en cuenta.

Anuncios
Encefalograma plano

9 comentarios en “Encefalograma plano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s