Ornitologo más bien

Brutalmente aplastado

como

una cucaracha

en una mugriento y desolado

motel,

con los suelos llenos de lodo

y

gotas que se funden en un eco

de musgo febril

en el seccionado recoveco

de mi humanidad

más

acuchillada y

acariciada

por las dolorosas ramas

del árbol. De aquellas flores quemadas

por las putas agarradas

a las garras

de

su vida desgarrada

muertas, solas. Asesinato

injusto

de las palabras en las que no creo. No. No creo en eso.

En esas metáforas

sobre el dolor del alma

que desgarra los huesos.

Que le jodan a la rotura de sesos.

Que se derrita el yeso

que pongo de manera nocturna,

esquivando el día y la pluma,

en mi alma.

En la jaula de pájaros

en la que guardo

estas palabras

que no saben usar

sus alas.

 

 

 

 

Anuncios
Ornitologo más bien

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s