¿De qué cojones te extrañas?

De nuevo ha vuelto

el deseo

de lo de siempre.

Lo habitual.

La expropiación del alma.

El comunismo de las palabras.

Las gotas cálidas en las sabanas

y los ojos entrecerrados

en horas

que ya no se consideran

madrugada

más bien,

mañana.

 

Más bien soy yo a las 2 AM

tocando el piano con letras

escribiendo el poema sin versos

en el papel de la pantalla

con la tinta

de la pantalla.

 

Ya quedan pocos poemas de servilleta

pocos poemas de amor

casi ninguno de sexo

Pocos de drogas

y ya ni siquiera queda

poesía

por escribir.

 

Los momentos de reflexión de la humanidad

quedaron congelados

hará

20 o 15 años

en la esencia del milenio muerto

en el renacimiento

de lo viejo.

 

Queda demasiado poco

para tan poco.

 

Y desde mis manos aseguro al universo

a los astros

a los niños

y a los viejos

que de la nada

queda menos

y cada aliento

cada vez menos

más vacío

y menos lleno.

 

Contesto a la llamada

del descanso.

 

Me tumbo en mi cama.

 

Sé que no hay nada del mañana.

Por eso me limito

a ser como soy

y escribir en bolas

bebido

donde siempre estoy.

 

Me dejaría descuartizar

por la humanidad

para hacerle entender

que morir mañana

es como morir hoy.

 

Así que no esperes.

Anuncios
¿De qué cojones te extrañas?

3 comentarios en “¿De qué cojones te extrañas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s