Otro poema que profetizó mi futuro

 

¿Sabes lo que es

Día

Tras día

Darte cabezazos contra ti mismo

y aún no encontrar respuesta?

Y no encontrar nada.

No sangrar siquiera.

Estar vacío por dentro.

Tener simplemente el aire que has respirado desde que naciste.

El aire que respiraste conmigo.

 

Es una clara

Anomalía.

 

Es increíble que ni mil porros

Ni 100 amigos

Ni una madre

Ni un padre

Sean capaces de hacerme soportar el mundo

Tal y como es.

 

Pero no puedo. Hay algo que me mantiene

De resaca

De manera continua.

 

 

Hace un tiempo algo bonito empezó con ella

Pero ya se acaba, de nuevo.

Mi alma va a caer

De lado,

En el suelo.

Y la suya también sigue ese sino.

 

No quiero verla llorar.

Ni tampoco quiero

Verme llorar a mí mismo

Por estar atrapado

En una encrucijada cuyo final

Centellea como la más afiladas de las navajas.

 

La amo. A ella y a otra.

Y a otra también.

Y a otras tantas que he conocido.

Las cicatrices dejan marca

Y voy camino

De un corte profundo

Y de una muerte rápida

En paz

Pero en vida.

 

Tranquilos. Mañana volveré a ver el sol nacer.

Solamente por que te quiero volver a ver.

 

Amén.

 

 

Anuncios
Otro poema que profetizó mi futuro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s