201X

otro viejo poema de mi vieja libreta:

 

Entre el vacío del universo, hay un millón de cosas
hay una fuerza, una energía, que no puede parar.
Hay una pregunta, una duda,
que no se puede nombrar,
porque no conoce nombre:

aún no hay nada que contestar.

No es amor, es mas parecido a la muerte.
A la cobardía.
A los aullidos de la noche
a los llantos del día.

Quiero que me ame. Quiero que me tiente.
Lloraría por mil vidas
donde conocerte. En la noche.
No regresar hasta el mediodía.

Hay luces que se tornan hermosas
y pintas,
que son más caras que nunca
acariciar tu mano
en el breve intercambio
de la barra.

Seguro que duermes. Que reposas.
Que tenías otro color de pelo; te tintas.
Vivo y muero en la lucha
sin respetar a mis hermanos.
No hay hombres sin cambio
tan solo bestias buscando una guarra.

Coraje es
mi gran lucha
donde no hay;
no habrá.
Quedaremos nosotros
si se puede,
en la soledad.

Ahí estaré yo, con la boca cerrada.
Con poco de que hablar.
Con nada que contar
solo con ganas de vivirte.

Mi nombre no es Ozymandias,
rey de reyes,
no tenéis nada por lo que desesperar
vine a este mundo
para someterme y callar
entre millones de partes
de arena de cal.
201X

hay noches que se tornan
mas oscuras
que otras
pero siempre encuentras el camino a casa
la luz de la vida ilumina allá donde va
los murcielágos cantan a la noche
los niños cantan a las madres
los perros pasean a los amos

ya nada cambia
donde habia muerte
y tumbas donde enterrar
a todos esos padres
donde desguazar todos esos coches.

la muerte nunca avisa de por donde sale el sol
y la arena siempre acaba cayendo
al fondo del reloj

nada te salva
los relámpagos vienen
haya tormenta
o no.

si quieres llorar
es tu momento
si quieres matar
es tu momento
si quieres dejarme en paz
es tu momento
si quieres irte del planeta
es tu momento.

vete o vuelve.

nada mas que guardo esa llave
para cuando estes aqui
solamente quedan lagrimas
para el portador
una puerta cerrada
sin cerradura

¿donde estas tu
cuando falla el mecanismo?
la poesia automatica
los robots del futuro en una sociedad
maníaca y egoísta

ya no hay lugar donde no de la sombra el monstruo

siempre ha estado debajo de la cama
o en el armario
siempre donde tú creías que estaba

los chavales siempre quedan para eso.
siempre hay por donde cogerlos
siempre están dándole al tema.

¿que van a hacer si no?
¿ganar dinero?
¿para gastarlo?
estamos todos locos si pensamos que vamos a salvarnos de eso.

pero todo a su momento
y cada uno a su gusto
disfrutar de la espera es tan solo una ventaja
un cumplido
nada malo
la paciencia es buena.

la vida es larga
y aun asi se acaba mañana o cualquier día.

es así de fácil y así de triste
según como lo veas

ahora bien, yo solo he venido a contaros eso
no creo que lo entiendas

pero aún así si me conoces
me viste
y me miraste a los ojos
y supiste
que no había salida.

así que ven conmigo
vamos a retar al tiempo
a los relojes
a las arenas
las piramides
los faraones
Ra.

nada quedará
después de que descubramos el Secreto
del Universo.

vayamos a ello
aunque encontremos la muerte.

no nos queda otra.

o vamos ahora
o nunca nos iremos.

si por las noches
temes
la oscuridad
y los murciélagos
que la toman
entonces
eres
como yo.

es la eternidad
lo que te mantiene
siempre
en la constante
broma.
mientes al día
sobre lo primero que viste
al alba
y a la noche
sobre lo último
que has visto
antes del atardecer.

es mi dia a dia
y aún intento repartir
pedazos de mi
al mundo
para arreglar
el caos
y la soledad
entre las masas.

aun así me tranquilizan
las brisas
y los temblores en la madrugada
por que reafirman
que en este planeta
las cagadas
salen siempre muy caras.

bien.

pero me tranquilizan las pequeñas cosas.
recuerdo que venimos de la nada
para convertirnos
tras algún tiempo
en algo
que ya nada
es.

Respirar hasta que no necesites aire.

el azar.
el cielo.
el infierno.

miles de años de cultura y civilización
y aquí seguimos.

no hay un buen final para este poema
pero aquí
sigo.

no estamos listos para terminar este capítulo

otro día
leeremos ese libro.

Siempre vives, siempre mueres

Mira, llevo tiempo pensando
seriamente
en volver al poema.
Siempre ha sido un sitio en el que he estado cómodo.

El poema… es un lugar frío.
Aunque las letras queman el folio.

Porros: dos.

Me he levantado esta mañana, y yo me he dado cuenta de que algo ha cambiado.
No en mi.
NO.

El aire del mundo ya huele distinto.
El hecho de poner palabras aquí
ya es algo que me recuerda
a lo que he amado
y , joder, hacer esto siempre me ha encantado.

Es una pasión que hay que llevar a cuestas.
Toda la vida.

Es un lugar de preguntas,
no de respuestas.

Hay algo que jamás olvido, y es que hay que mantener la calma.
Tratar el poema como una muñeca de porcelana

Son el fragmento de un alma
a medio camino entre la mierda
y la alba
de una vida
 eterna.

Siempre vives, siempre mueres

God inside me

¿Quién eres?

O mejor dicho,

¿qué eres?

 

¿Por qué estás ahí?

¿Por qué me preguntas esas cosas todos los días?

 

Estoy seccionado en dos

y aun no tengo respuesta

para averiguar

quién hay al otro lado.

 

Dudo que sea un trastorno.

Sería algo más incontrolable si lo fuese.

Pero ahí esta.

A veces está fuera durante unos días

y luego vuelve.

 

Es sin duda una persona que me llena de tristeza cada vez que aparece.

No hablo de nadie físico.

Nadie cuyo cuerpo pueda proyectar una sombra.

Nadie cuyas manos puedan tocarme.

Solamente susurra

cosas como estas.

Cosas que pueden trascender en alguna parte

pero no en mi .

 

Volverse loco es una de las mejores cosas que nunca me habían pasado.

 

Estoy encontrando belleza donde antes solo había telarañas

y rincones huérfanos , mojados.

Ya no hay espacio para nadie más.

Él ha ocupado todo el sitio que quedaba

y ahora es el momento

de seguir la voluntad

de ambos.

 

Aún recuerdo aquel día

donde la magia negra me cambió para siempre y rompió

en mil millones de pedazos

lo que era.

 

Nadie puede entender esta mierda.

Solo yo.

No te identifiques conmigo, ni si quiera un poco.

No me alabes por esto;

no es algo bonito de leer.

Son conjeturas de locos.

Son colores que no puedes ver.

Son sonidos que no puedes oír.

Son pajas que no puedes terminar.

Son besos que no puedes dar.

Son frases que no puedes decir.

Es basura que no puedes limpiar.

Intenta no seguir mis pasos,

porque yo he tenido suerte,

pero eso no significa que tú te vayas a salvar.

 

Aun así, ni lo intentes, porque no existe ninguna mierda

que vaya a salvarte

de la Muerte.

God inside me

Bajemos el ritmo

Esta mañana un embudo

me ha enseñado

una lección

que ni mi madre , ni mi padre,

ni nadie con quien yo haya hablado,

supo

enseñarme:

 

Por mucho que ellos se llenen la boca con triunfos,

los verdaderos éxitos

de la existencia

llegan con cuentagotas.

 

Es alarmante que por mucho esfuerzo que pongas

los triunfos bajen del Paraíso

cuando tienen que bajar.

 

Pero estamos aquí juntos.

En el Infierno.

Unos cuantos, diría.

Tenemos

mucha

sed.

 

Pero incluso los incendios

tienen su momento

de apagarse.

 

Seguiremos ardiendo.

 

 

Bajemos el ritmo